EL PAREO: EL ARTÍCULO QUE LOS VIAJEROS INTELIGENTES NUNCA OLVIDAN EN CASA

Pasaporte, crema solar, cepillo de dientes: hay elementos que a ninguno de nosotros se le ocurriría viajar sin él. Pero hay uno que es tan indispensable y, sin embargo, está completamente subestimado. Nos referimos, por supuesto, al humilde pareo. El pareo es ligero, barato, resistente y reusable. Y además, ocupa poco. Usos del pareo:

1. Como chal:

Incluso en las partes más calientes del planeta a menudo es necesario para mantener el calor, ya sea debido a que la temperatura desciende por la noche, o hay duras de aire acondicionado que lidiar. Un pareo es lo suficientemente pequeño como para llevar en un bolso de mano.

2. Para cubrirse:

Tanto para dar el pecho a tu bebé en público, como para visitar un templo religioso que requiera cubrir tu cabeza y hombros, el pareo es el kit idóneo.

3. Como toalla de playa:

Un pareo es de secado rápido, ligero y no ocupa el espacio de una toalla de playa típica. Así que ya sea que esté en dirección a la piscina para un chapuzón rápido, o descansar en la playa, el pareo tiene un papel que desempeñar.

4. Para primeros auxilios:

Romperse un brazo o un esguince de muñeca: el pareo puede funcionar como una venda triangular para inmovilizar la lesión hasta que llegue al hospital. Puede incluso utilizarlo como una camilla.

5. Para los niños:

El pareo es ideal para limpiar derrames o improvisar una tienda campaña para que los niños jueguen al sol.

6. Como ropa:

Hay cientos de maneras de usar un pareo en diferentes estilos. Úselo como un vestido, falda o una faja. Incluso puede convertirlo en un traje de baño con unos pliegues inteligentes, o envolver alrededor de su cabeza para protegerse del sol.

7. Como bolsa:

Nunca viaje con exceso de equipaje. Simplemente atando con un nudo las dos esquinas de la parte más corta, y repitiéndolo en el otro extremo, ya tiene usted una bolsa para llevar en el hombro.

8. En el coche:

Cuando el sol calienta demasiado y los asientos de cuero o vinilo del coche arden, pruebe a colocar un pareo encima. Al aparcar su coche, también puede colocarlo en el interior del parabrisas para mantener el coche fresco y que el volante no se caliente demasiado.

9. En público:

¿Tiene previsto viajar a algún lugar "exótico", donde típicamente los baños no tienen puertas y las tiendas no tienen vestuarios? Su pareo es la manera ideal de conseguir un poco de privacidad improvisada.

10. Picnic:

Tirarlo en una mesa a modo de mantel elegante o en el suelo como una manta de picnic. ¡El aire libre no está reñido con lo más “chic”!