Familiarícese con su plan de seguros

Recuerde que al contratar distintos seguros por separado suele haber diferentes opciones, los cuales se adaptan a los más variados presupuestos. Es importante tomarse el tiempo de revisar los beneficios que ofrece cada uno hasta encontrar aquel que más le conviene. En especial, vale la pena considerar lo siguiente:

  • Tipos de coberturas
  • Límite de gastos de la cobertura médica
  • Franquicias
  • Exclusiones

Además, cuando se trata de viajes familiares, conviene asegurarse de que las pólizas para familias o grupos se encuentran disponibles –contratar planes familiares tiende a resultar mucho más barato que, por ejemplo, un suma de pólizas individuales suscritas por cada miembro de su familia-.

Por último, recuerde que los seguros de viajes pueden ayudar tanto en largas y lejanas estancias como al viajar cerca de casa (Franquicia 50 km desde el domicilio). A pesar de que ya cuente con un seguro de salud, es probable que su cobertura no le brinde protección cuando se encuentres en el extranjero y que tampoco le ampare en caso de sufrir cancelaciones de vuelos u otros contratiempos relacionados con el viaje.

Así como no es recomendable viajar sin su cepillo de dientes ni mucho menos olvidar su pasaporte en casa, contratar un seguro de viajes antes de embarcar en un avión es igualmente imprescindible.